Claves para el mantenimiento de un coche diésel

Por 25 octubre, 2022 Vehículos

seguro de coche

El mantenimiento de un coche diésel no es exactamente igual que el de los vehículos de gasolina. Esto se debe a que, en lugar de utilizar bujías para generar una corriente eléctrica que inflame el combustible, los motores diésel comprimen el gasóleo hasta que una elevada presión produce su explosión.

Si bien es cierto que los motores diésel duran más y sufren menos averías que los de gasolina, también lo es que sus reparaciones son notablemente más costosas. La forma de evitar estas averías es, obviamente, el adecuado mantenimiento del motor.

Veamos cuáles son las cuatro claves específicas de mantenimiento de un coche diésel, que nos permitirán sortear averías de importancia y utilizar nuestro coche diésel durante varios cientos de miles kilómetros:

1. Vigilar el nivel de aceite del motor y cambiarlo regularmente

Pese a que los motores diésel toleran mejor los bajos niveles de aceite que los de gasolina, no hay que descuidar la vigilancia de este nivel. Y nunca debemos prolongar los periodos indicados por la marca para el cambio de aceite. El aceite de los motores diésel se degrada y se ensucia mucho más que el de los coches de gasolina.

2. Sustituir los filtros de aceite y de combustible según las pautas indicadas por el fabricante

Las obstrucciones en cualquiera de estos dos filtros, especialmente en el de combustible, pueden derivar en averías de mucha enjundia.

No caigas en la tentación de saltarte algún cambio para ahorrar unos euros.

3. Limpiar la válvula EGR periódicamente

Este es uno de los cuidados de un coche diésel más importantes. Una válvula EGR muy obstruida por los residuos de la combustión puede provocar que:

  • El coche arranque mal o incluso no arranque si el tiempo es muy frío.
  • Haya pérdida de potencia.
  • El motor solo funcione en “modo emergencia”.
  • Se produzcan tirones durante la conducción.
  • Por el escape salga un humo muy negruzco al acelerar.
  • Aumente considerablemente el consumo de gasóleo.
  • Suba el porcentaje de óxido de nitrógeno en los gases de escape.
  • Se encienda el piloto de fallo en el motor o el de gases contaminantes.
  • Aparezcan diversos códigos de error en el registro electrónico de la centralita.

Esta operación podemos realizarla nosotros mismos si tenemos unos mínimos conocimientos de mecánica y las herramientas y líquidos de limpieza adecuados para hacerlo, pero también podemos dejar el trabajo a profesionales de confianza.

4. Descarbonizar el motor en aquellos vehículos que tienen muchos años o un elevado kilometraje

Los motores de gasóleo son mucho más propensos que los de gasolina a acumular grandes cantidades de residuos carbonizados en su interior. A más kilómetros, mayor es el riesgo de obstrucciones y desgastes debidos a las carbonillas.

La descarbonización total de un motor diésel es una operación que prolongará la vida útil del mismo y nos evitará múltiples averías. Debe realizarse en un taller cualificado.

Para ello, recomendamos escoger un taller que disponga de equipo de descarbonización por ultrasonidos. Este sistema es el más eficaz, rápido y barato.

Finalizamos añadiendo que realizar todas estas operaciones de mantenimiento disminuye enormemente la probabilidad de sufrir una avería en carretera, pero no la elimina por completo. Si se da el caso, lo mejor es contar con un buen seguro de automóvil como PACCAUTO, el seguro que garantiza la presencia de una grúa en el plazo máximo de una hora.

SOLICITAR PRECIO SEGURO DE COCHE

 

Deja una respuesta