Mantenimiento del coche preventivo para evitar futuras averías

Por 5 noviembre, 2021 noviembre 17th, 2021 Vehículos

mantenimiento del coche

Aunque resulta indispensable visitar el taller para realizar algunas de las operaciones de mantenimiento del coche, nunca está de más revisar periódicamente los elementos de seguridad y aquellos otros que, si presentan anomalías, son susceptibles de provocar averías de gran envergadura.

Veamos unas cuantas operaciones de mantenimiento básico del automóvil que podemos realizar nosotros mismos y que pueden evitarnos futuros desembolsos económicos e incluso accidentes.

Nivel de aceite

Cuando veamos que es bajo, rellenaremos el depósito de aceite, comprobando el nivel a menudo, a fin de no sobrepasar la marca de máximo de la varilla de medición.

En los coches de gasolina un exceso de aceite puede provocar el engrase de las bujías, con lo que el vehículo no arrancará o lo hará de manera anómala, sin que se produzca la combustión en todos los cilindros del motor.

Nivel de líquido refrigerante

Rellenaremos el depósito con un líquido que cumpla las especificaciones de la marca, siempre con el motor en frío para evitar posibles quemaduras.

Un coche sin refrigerante puede sufrir un calentón que provoque una avería en el motor de difícil reparación.

Nivel de líquido de frenos

En el mantenimiento de vehículos el sistema de frenado es un elemento que se debe revisar con especial cuidado. Si vemos que el nivel de líquido de frenos es bajo, además de reponerlo comprobaremos que no hay fugas en juntas o latiguillos.

Si vemos cualquier pequeña fuga o un mínimo goteo, acudiremos a un taller de forma inmediata.

Pastillas de frenos

El mantenimiento mecánico preventivo del vehículo incluye esta comprobación: aunque el testigo de pastillas no se encienda, debemos sustituirlas si visualmente comprobamos que el grosor es menor de medio centímetro.

Así mejoraremos la eficiencia del frenado y evitaremos el riesgo de dañar los discos de freno si el testigo falla.

Líquido de la servodirección

Muchos conductores omiten esta comprobación al realizar el mantenimiento de sus vehículos, ya que no saben que casi todas las direcciones asistidas utilizan un fluido hidráulico específico.

Hay dos excepciones:

  • Modelos antiguos que no disponen de servodirección o tienen dirección asistida por mecanismos de polea
  • Algunos coches que disponen de un circuito de frenado y servodirección compartidos

Las correas

Ninguna de las correas debe estar cuarteada o destensada:

  • Correa de distribución
  • La correa del compresor de aire acondicionado
  • Correa de servodirección
  • La correa del alternador

El mantenimiento preventivo de la correa de distribución es especialmente importante, ya que su rotura siempre provocará una gran avería que exigirá, en la mayor parte de los casos, sustituir el motor completo.

Revisión de los neumáticos

Para circular con seguridad es imprescindible que los neumáticos se encuentren en buen estado.

Así que, como colofón a nuestras tareas de mantenimiento del vehículo, comprobaremos si en los mismos hay abombamientos o fisuras en los flancos, en cuyo caso tienen que ser cambiados inmediatamente.

Además de verificar el desgaste de la banda de rodadura, ajustaremos la presión a los valores señalados por el fabricante del coche.

¿Qué elemento del vehículo es importante revisar con más frecuencia?

De todas las operaciones de mantenimiento básico del automóvil, las más importantes son las relativas a los elementos de frenado y los neumáticos.

Ambos elementos son indispensables para adecuar la velocidad a cada circunstancia y para detener el vehículo. Cualquier anomalía en frenos o neumáticos aumenta exponencialmente la probabilidad de sufrir un accidente.

 

En cualquier caso, la mejor forma de mantener un vehículo en perfecto estado mecánico es realizar las revisiones y operaciones de mantenimiento especificadas por el fabricante. Si el conductor tiene dudas de cómo debe hacer el mantenimiento preventivo del vehículo periódicamente, puede consultar el librillo donde se sella cada revisión, ya que en él se especifican los kilómetros y períodos de tiempo en los que tiene que realizarse cada operación de mantenimiento del coche.

¡Desde Grupo PACC esperamos poder haberte ayudado en el mantenimiento de tu coche con este post!

Deja una respuesta