¿Qué es el bonus-malus y por qué es importante para tu seguro?

Por 14 septiembre, 2021 septiembre 20th, 2021 Dudas sobre seguros, Vehículos

seguro de moto

Los automovilistas suelen quejarse de que sus seguros de automóvil son caros. Sin embargo, la gran mayoría de ellos se sorprendería al comprobar que existen algunos conductores, con su misma edad e idéntico modelo de vehículo, que están pagando tarifas que llegan a cuadruplicar la suya.

El responsable de estas discrepancias tarifarias es el sistema bonus-malus, una herramienta de cálculo de descuentos y penalizaciones utilizada por todas las compañías de seguros.


¿Qué es el bonus-malus?

El bonus-malus del seguro del coche es un baremo establecido por cada compañía aseguradora en la que los conductores que no reportan siniestros con culpa son premiados mediante importantes descuentos automáticos en el precio del seguro.

Lo contrario ocurre con los conductores catalogados como malos, debido a su historial de siniestralidad: en este caso son penalizados, se aplican precios que pueden ser muy superiores a los de la tarifa oficial.

El sistema es totalmente flexible y puede darse el caso de que un cliente con bonificación en el seguro de su coche pase a tener penalización si su siniestralidad aumenta, y viceversa.

Aunque la fórmula bonus-malus no es la misma en todas las compañías, puede afirmarse que todas las aseguradoras manejan baremos muy similares.

¿Cómo funciona este sistema?

Hace ya años que las compañías aseguradoras comparten entre ellas los datos de siniestralidad de todos sus asegurados: los datos se encuentran alojados en un fichero informatizado denominado SINCO.

La base de datos SINCO pertenece a la Patronal de Entidades Aseguradoras, es totalmente legal y está debidamente registrada en la Agencia Española de Protección de Datos. El tratamiento de los datos y su gestión corre por cuenta de TIREA (Tecnologías de la Información y Redes para las Entidades Aseguradoras).

Esto quiere decir que los tarificadores automáticos de las aseguradoras pueden acceder, en tiempo real, a los datos de siniestralidad de cualquier conductor disponibles en SINCO-TIREA, y aplicar a cada oferta una bonificación o una penalización automática, según el baremo bonus-malus particular de cada compañía.

Obviamente, esto supone una gran ventaja para los conductores que no causan siniestros, ya que pueden cambiar de compañía sin ningún temor a perder sus descuentos, por altos que estos sean.

Hay aseguradoras que, voluntariamente, no forman parte del sistema de datos compartidos entre las compañías de seguros españolas. Es decir, que las demás compañías no conocen la siniestralidad de sus asegurados y viceversa.

Cuando un asegurado de una de estas compañías intenta cambiar de aseguradora, se encuentra con que la nueva no conoce sus datos de siniestralidad. Por tanto, la oferta de la nueva compañía de seguros es realizada sin tener en cuenta bonificaciones ni penalizaciones, lo que perjudica a aquellos conductores que llevan años sin declarar siniestros.

¿Cómo afecta el bonus-malus al precio de tu seguro?

Entre los asegurados existe la percepción generalizada de que el bonus-malus no tiene una influencia decisiva en las primas de sus seguros de automóvil.

Lo cierto es que, actualmente, los descuentos sobre el precio de tarifa rondan el 50 % a partir del tercer año sin siniestros con culpa y que un amplio porcentaje de conductores disfrutan de bonificaciones superiores al 30 %.

Por otra parte, son una minoría los automovilistas penalizados por su bonus-malus en 2020, aunque los incrementos en sus primas de seguro pueden llegar a ser muy notables.

Un dato adicional muy interesante es que los siniestros por rotura de lunas o asistencia en carretera no afectan al bonus-malus en la mayoría de las compañías, siempre que este tipo de partes no se repitan con una frecuencia que pueda considerarse anómala o sospechosa.

 

En definitiva, si eres un conductor prudente, el sistema bonus-malus no tiene por qué preocuparte: si tienes un solo accidente con culpa, la prima no se verá alterada sustancialmente.

Un caso distinto es el de aquellos conductores que causan siniestros con cierta reiteración. El seguro de su coche les saldrá carísimo en cualquier compañía y, en casos extremos, puede darse el caso de que no encuentren una aseguradora dispuesta a facilitarles la póliza.

 

Deja una respuesta