Bicicletas

¿Qué es y para qué sirve el seguro de bicicleta?

Por 6 noviembre, 2019 No Comments

Seguro de bicicleta

Qué duda cabe que nos encontramos en un momento en el que se está tratando de potenciar el desarrollo de un nuevo modelo de movilidad urbano. Para ello, es imprescindible potenciar el uso de medios de transporte alternativos poco contaminantes que favorezcan la movilidad en entornos urbanos, como es el caso de la bicicleta.

Cada vez es más habitual ver en nuestros pueblos y ciudades personas desplazándose sobre dos ruedas.

Sin embargo, lo que pudiera parecer un medio de transporte tradicional y seguro, la realidad es que es susceptible de sufrir ciertos siniestros que es posible cubrir mediante un seguro de responsabilidad específico cuyas principales características te explicamos a continuación.

¿Cómo funciona un seguro de bicicleta?

El funcionamiento es similar al del resto de seguros en materia de medios de transporte como puede ser el seguro de automóvil. El seguro de bicicleta sirve para cubrir y proteger al tomador del seguro ante ciertos siniestros o riesgos que pueda sufrir, como son el robo o accidente. Para ello, una vez sucedido el siniestro cubierto por la póliza de seguro, será necesario ponerse en contacto con nuestra correduría de seguros para dar el correspondiente parte.

¿Qué ventajas tiene disponer de un seguro de bicicleta?

Si bien es posible circular en bicicleta sin estar cubierto por un seguro de responsabilidad civil ya que no son obligatorios, la realidad es que disponer de uno supone la clara ventaja de estar protegido ante determinados eventos como accidentes o robos. En el caso de no disponer de él, será el propio ciclista quien deberá responder personalmente de las posibles responsabilidades derivadas del siniestro.

¿Qué cubre un seguro de bicicleta?

Los seguros de bicicleta habitualmente ofrecen las siguientes coberturas:

– Responsabilidad Civil: de esta manera se cubren los posibles daños que puedan sufrir terceros principalmente por un posible atropello involuntario.

– Asistencia en Viaje: el seguro se hace cargo de los gastos de rescate derivados de un accidente que el ciclista pueda haber padecido.

– Defensa Jurídica: ante reclamaciones de terceros, el seguro ofrece protección jurídica haciéndose cargo de los gastos de defensa derivados por el procedimiento.

– Cirugía Reparadora: en caso de accidente, estarían cubiertos los gastos derivados por las operaciones necesarias que conlleve la asistencia al beneficiario. En ciertos casos también es posible que la compañía aseguradora corra con los gastos derivados de la cirugía plástica para hacer desaparecer las marcas ocasionadas por el accidente.

– Asistencia Personal: en ocasiones, con motivo de un accidente, el afectado debe encontrarse en reposo y no puede llevar a cabo determinadas tareas que en su vida ordinaria. El seguro se hará cargo de los gastos necesarios para cubrir esas tareas.

– Robo y daños: en caso de robo de la bicicleta en el interior de tu vivienda o en el exterior encontrándose sujeta por el cuadro o de daños producidas en la misma, el seguro se hará cargo de tales siniestros.

¿Cuándo es interesante contratar un seguro de bicicleta?

El seguro de bicicleta está pensado para aquellas personas que hacen un uso habitual de la la misma, tanto si es para desplazamientos, como si es para un uso de ocio o deportivo. Cuanto mayor uso se haga como medio de transporte diario, más recomendable será contratar un seguro que te cubra ante posibles siniestros.