¿Qué se puede hacer para evitar el aquaplaning?

Por 21 marzo, 2022 marzo 24th, 2022 Vehículos

aquaplaning

¿Alguna vez te ha ocurrido que al circular por autopistas o vías rápidas y atravesar una ligera vaguada en la que hay agua estancada te ha parecido que el coche flotaba y no podías controlarlo? Si es así, lo que has sufrido es un episodio de aquaplaning, un fenómeno más común y peligroso de lo que aparenta. Veamos qué es y qué se puede hacer para evitar el aquaplaning.

¿Qué es el aquaplaning y por qué se produce?

El aquaplaning se produce cuando se forma una capa de agua entre la superficie de los neumáticos de tu coche y la superficie de la carretera, rompiendo el contacto entre ambos.

Cuando un coche empieza a hacer aquaplaning, los neumáticos pierden totalmente el contacto con la carretera y el coche deja de responder a las acciones de control, como el frenado, la dirección y la aceleración.

Y si cometemos el error de girar la dirección en ese momento, es posible que solo alguna de las ruedas establezca contacto con el firme, lo que derivará en un trompo o en una salida de vía.

¿Cómo se puede evitar el aquaplaning?

No podemos impedir que el fenómeno se produzca si circulamos a más de 60 o 70 km/h. Como circular a esas velocidades por vías rápidas no es seguro, hemos de extremar las precauciones para prevenirlo y minimizar sus efectos:

Las ranuras de los neumáticos de tu coche están diseñadas para disipar el agua que hay en la carretera. Si el volumen de agua en la carretera es mayor que el volumen de la banda de rodadura de tus neumáticos, habrá un exceso de agua que no podrá disiparse y el coche hará aquaplaning con gran facilidad.

Por lo tanto, nunca esperemos a que se vean los testigos de control para sustituir los neumáticos. Nuestra recomendación es circular con una profundidad de dibujo superior a 2,5 mm. en las zonas donde llueve con frecuencia.

Además, pueden minimizarse los efectos del aquaplaning con una presión de los neumáticos correcta. No es conveniente circular con defecto ni exceso de presión en las ruedas.

Y el control de la velocidad es fundamental: si circulas a 120 km/h por una autopista en la que llueve torrencialmente aumentas la probabilidad de aquaplaning y de que sus efectos sean mayores: una velocidad de entre 80 y 90 km/h es la más adecuada para estos casos.

¿Qué hacer si finalmente se produce el aquaplaning?

Si sufrimos un episodio de aquaplaning con el coche, estas son las pautas de actuación para salir airosos del trance y evitar un accidente:

  • Levantar el pie del acelerador. Y si lo hacemos antes de pisar la superficie saturada de agua, mejor que mejor.
  • No tocar jamás el freno. Si cometemos ese error, el resultado será la pérdida total del control del vehículo.
  • Sujetar firmemente la dirección y no moverla. Así evitaremos la probabilidad de trompos y salidas de vía.

Para finalizar esta guía, resumamos en tan solo 10 palabras lo que se puede hacer para evitar el aquaplaning cuando llueve: vigilemos los neumáticos, controlemos la velocidad y anticipemos la situación.

SOLICITAR PRECIO SEGURO DE COCHE

Deja una respuesta