Consejos para el parto: las claves para primerizas

Por 28 enero, 2022 Salud

seguro de salud

Cuando estás embarazada por primera vez uno de los mayores temores suele ser la llegada del parto y este, como cualquier otro miedo, es normal sufrirlo ante situaciones desconocidas.

Los consejos para el parto en madres primerizas deben intentar paliar ese miedo desde la realidad e informar de forma adecuada sin caer en la “ñoñez”. Estas futuras madres ni son más delicadas ni están menos preparadas que otras gestantes, lo único que les falta es experiencia y conocimiento práctico.

Consejos para un buen parto para madres primerizas

Con independencia de que cada parto es diferente hay una serie de pautas o tips para un parto normal, que están indicados siempre, ya que ayudan a que el organismo esté fuerte y sano y el alumbramiento se produzca de manera rápida y sin más molestias que las imprescindibles.

Llevar una dieta sana y equilibrada

Esto es algo que debes hacer siempre, pero en estado gestacional cobra mayor importancia tanto para la madre como para el feto. El cambio de pequeños hábitos alimentarios, sin agobios ni exigencias inalcanzables, puede traer resultados muy beneficiosos a la hora del parto, ya que es una de las maneras de preparar al organismo para el esfuerzo que debe realizar.

Por ejemplo, asegurarte de ingerir diariamente un alimento de cada grupo nutricional y distribuirlos en cinco o seis comidas ya es un gran paso y nada restrictivo. Además, es garantía de una mejor recuperación postparto.

Cuidar la circulación sanguínea

El sistema circulatorio es uno de los que más se esfuerzan tanto en el embarazo como en el parto, ya que el feto hasta que no nace depende de él para vivir, y mantenerlo muy activo y oxigenado es lo más recomendable.

Caminar es una de las maneras más efectivas que hay para conseguirlo, puesto que no implica grandes esfuerzos y al ser un ejercicio aeróbico tiene los beneficios que se buscan.

Pero no solo con ejercicio se cuida la circulación, hay que cuidarla también adoptando posturas adecuadas al dormir y al sentarse, no abusar de productos altos en colesterol y grasas y, si es posible, recurrir a masajes de drenaje linfático y otras terapias específicas para embarazadas. Por supuesto siempre bajo el control y el criterio del médico que lleve el embarazo.

Acudir a clases de preparación al parto

Las clases para el parto son imprescindibles para todas las embarazadas por diferentes motivos y no son exclusivos de las primerizas, pero si es el primer embarazo, vas a aprender ejercicios específicos respiratorios propios del parto que por lo general no hacemos en el día a día, además de otros encaminados a fortalecer la espalda y el suelo pélvico, que son las zonas del cuerpo que más van a cooperar en el alumbramiento y en la recuperación.

En estas clases también te van a explicar en detalle el proceso del parto y, por ende, te ayudarán a perder el miedo a lo desconocido. Los especialistas que los imparten resolverán todas las dudas que surjan y enseñarán a cómo prepararse para un parto natural sin dolor.

También despejarán tus dudas en cuanto a qué cosas llevar para el día del parto, puesto que esto depende de si tienes un seguro médico o no, y así estarás más tranquila al tener todo preparado para cuando llegue el momento. Si son los mismos profesionales que estarán presentes en el alumbramiento incluso te darán consejos durante el parto.

 

Aunque los mejores consejos para el parto de primerizas son aquellos que proporcionan la matrona o el médico que te esté asistiendo, si pones en práctica las pautas comentadas, seguro que estarás mucho mejor preparada, física y psicológicamente, para recibir al bebé.

Deja una respuesta