Crisis de lactancia: ¿Cuándo se producen y cómo debes afrontarlas?

Por 15 marzo, 2022 Salud

seguroi de salud para mujer

¿Tienes la sensación de que tu bebé se queda con hambre cuando mama? Puedes estar sufriendo una crisis de lactancia, también conocidas como brotes de crecimiento. Son muy habituales y es importante reconocerlas para que no abandones la lactancia materna por su culpa. Te contamos qué son las crisis de la lactancia materna, cuándo se producen y consejos para afrontarlas.

¿Cómo detectar una crisis de lactancia?

Las principales señales que te ayudarán a detectar una crisis de lactancia son tres:

  • El bebé necesitará mamar durante más tiempo y más veces seguidas. No tienes que preocuparte: esto es una buena señal, ya que la producción de leche se estimula precisamente al dar el pecho al bebé. Esta crisis lo que hace es conseguir que tengas más leche.
  • El bebé puede estar más nervioso, irritable y llorar más de lo común.
  • Se producen cambios en el pecho de la madre. No estará tan hinchado y lo notarás más vacío.

¿Cuándo ocurren las crisis de lactancia?

¿Qué es la primera crisis de lactancia?

Los bebés recién nacidos necesitan tomas muy seguidas y pequeñas. La lactancia debe ser a demanda en cualquier caso, ya que cada etapa de crecimiento del bebé es distinta. La crisis de lactancia de los 15 días es la primera que se manifiesta. Entre los 15 y 20 días de vida, la lactancia estará seguramente establecida y el bebé habrá recuperado el peso del nacimiento.

Crisis de lactancia del mes y medio

Al mes y medio de vida puede surgir la segunda crisis de la lactancia materna. La primera leche que produce la madre es el calostro y su composición y sabor va cambiando a medida que cambian las necesidades nutricionales del bebé. Por eso, a las 6 0 7 semanas de vida, el bebé puede mostrarse más irritable. Puede que no le guste el nuevo sabor de la leche o que necesite más cantidad. La segunda crisis de lactancia solo dura unos días.

Crisis de lactancia de los 3 meses: la más importante

Muchas madres abandonan la lactancia debido a esta crisis, ya que es la más larga e intensa. Hay cambios en la maduración del bebé. Por ejemplo, estará más atento a los estímulos y ganará menos peso. Esto no quiere decir que la leche materna no alimente, simplemente tu bebé y tú estáis pasando a otra etapa de la lactancia.

Crisis de lactancia de los 6 meses

A esta edad, el bebé vuelve a experimentar un mayor crecimiento. Probablemente, se despierte más a menudo por las noches y pida más leche. Esta etapa es importante, ya que el bebé comienza a probar nuevos sabores con la introducción de la alimentación complementaria.

Crisis de lactancia del año

En lactancias maternas más prolongadas se puede dar otra crisis de la lactancia materna al año de vida. El bebé ya tiene interés por nuevos alimentos y gana menos peso. Si decides seguir dando el pecho, a los 15 0 18 meses suele estabilizarse de nuevo la lactancia.

¿Cómo actuar si detectas una crisis?

Si estás ante una crisis de lactancia y quieres continuar dando el pecho, puedes seguir estos consejos.

Tomas a demanda

Es muy importante es ofrecer el pecho a demanda, es decir, siempre que el bebé quiera. Hay que estar atenta a las señales de hambre, y darle de comer antes de que llore. El signo más habitual es llevarse el puño a la boca.

Propicia un ambiente tranquilo

Prepara un ambiente relajado para dar al bebé de comer. Hazlo en una habitación con poca luz y sin ruidos, no fuerces las tomas y ofrecer el pecho antes de que tenga mucha hambre. Esta tranquilidad es beneficiosa para bebé y madre y para establecer lactancias exitosas y prolongadas.

Consulta a tu médico de confianza

Los profesionales de la salud están preparados para resolver todas tus dudas sobre las crisis de lactancia. Con un seguro de salud a tu medida, estarás más tranquila gracias a la atención rápida y personalizada. En GRUPO PACC te asesoramos para que encuentres el seguro que mejor se adapte a tu familia. Tu salud y la de tu bebé lo agradecerán.

Deja una respuesta