Las alergias alimentarias en la población adulta

Por 23 noviembre, 2021 noviembre 30th, 2021 Salud

seguro de salud

¿Se puede desarrollar una alergia alimentaria a cualquier edad? Normalmente, las alergias alimentarias suelen aparecer en la infancia, pero también pueden desarrollarse en cualquier etapa de la vida, incluso siendo ya adultos. Se desconoce por qué una persona se vuelve alérgica a un alimento que hasta ese momento comía sin ningún tipo de problema.

Antes de seguir hablando de las alergias alimentarias más frecuentes en la edad adulta, es importante que aclaremos que no es lo mismo presentar una alergia a un alimento que ser intolerante a él.

La principal diferencia entre ambos radica en su origen, en las causas que los originan, y los síntomas que se presentan.

La alergia alimentaria es una reacción del sistema inmunológico que se produce después de haber comido un determinado alimento. Esto es que nuestro organismo reconoce como una sustancia nociva (el alimento que ingerimos) algo que no lo es. Ante este hecho, se activa nuestro sistema inmune, con el fin de “defendernos” de lo que él considera un ataque.

No hace falta haber ingerido una gran cantidad de un alimento para empezar a sentirnos mal, y que nos empiece a doler el estómago, aparezca una reacción cutánea e incluso se nos lleguen a inflamar las vías respiratorias causándonos problemas para respirar.

La intolerancia alimentaria, a diferencia de la alergia alimentaria, no es una respuesta de nuestro sistema inmunitario, sino que esta se origina en el sistema digestivo. Nuestro organismo no puede asimilar correctamente un alimento o uno de sus componentes. Se trata de una reacción inflamatoria, que se origina después de haber comido un alimento. Esta reacción no es inmediata como la reacción alérgica, sino que puede llegar a desarrollarse hasta días después de haber ingerido el alimento, y muchas veces la persona no la relaciona con su ingesta. Los síntomas que presentan son muy diversos, como flatulencias, dolor de estómago o de cabeza o erupciones cutáneas.

Alimentos que causan alergia en los adultos

En realidad cualquier alimento que contenga proteínas puede causar una alergia. Aunque algunos la originan con más frecuencia que otros.

En la población adulta, la mayoría de las alergias alimentarias son causadas por estos alimentos:

  • Maní (cacahuete)
  • Mariscos (langostinos, gambas, camarones o langostas)
  • Pescado
  • Frutos secos (nueces, almendras, avellanas, … )

Algunas personas presentan una alergia oral, también conocida como síndrome de alergia al polen. Suele afectar a las personas que tienen renitis alérgica. Este es un tipo de afección que afecta a la boca y la lengua después de comer ciertas frutas y verduras frescas, como melón, manzana, melocotón, zanahoria, piña o pepino, entre otras.

Síntomas

seguro de salud

Los síntomas que aparecen con mayor frecuencia tras ingerir un alimento al que somos alérgicos son:

  • Piel: urticaria, enrojecimiento de la piel, hinchazón de labios y párpados, dermatitis.
  • Digestivos: vómitos, dolor cólico, diarrea, picor de boca y garganta.
  • Aparato respiratorio: rinitis, asma.
  • Reacción anafiláctica. Esta es una de las reacciones más graves y puede causar la muerte. La anafilaxia hace que el sistema inmunitario libere un torrente de sustancias químicas que provoca que la presión arterial baje repentinamente y las vías respiratorias se estrechen, lo que impide la respiración. Los signos y síntomas comprenden pulso débil y acelerado, erupción cutánea, náuseas y vómitos. La anafilaxia requiere una inyección de epinefrina y una visita de seguimiento en el hospital. Si no tienes epinefrina, debes dirigirte al hospital o centro de salud más próximo.

¿Cómo detectar una alergia alimentaria?

Para determinar si somos alérgicos a un alimento o no, además de haber presentado algunos de los síntomas descritos, lo más aconsejable es acudir al alergólogo.

En la mayoría de los casos, este especialista suele realizar pruebas cutáneas o análisis de sangre para confirmar si tienes alergia a un alimento o no, y si lo eres, a qué alimento o alimentos concretos.

seguro de salud

Otras pruebas que pueden hacerte son una dieta de eliminación o una prueba de provocación. En las dietas de eliminación, el médico te recomienda que evites el alimento sospechoso hasta que desaparezcan los síntomas. Después, comienzas a ingerir otra vez el alimento para observar si presentas alguna reacción alérgica.

En la prueba de provocación, tomas una pequeña cantidad del alimento sospechoso bajo supervisión médica para ver si presentas algún tipo de reacción alérgica. Este tipo de examen puede originar síntomas graves, por lo que solo debe realizarse bajo control médico.

Medidas preventivas

Si eres alérgico a un determinado alimento o a distintos alimentos o crees que puedes serlo, deberás eliminar de tu dieta totalmente la ingesta del alimento que causa la alergia, así como los productos que lo puedan llevar como ingrediente. Ante la más mínima duda, no lo tomes.

Pero además deberás seguir estas medidas de prevención para evitar cualquier susto:

  • Lee siempre las etiquetas de los alimentos que vayas a utilizar en la preparación de una comida.
  • Cocina primero tu comida para evitar contaminaciones y contactos. Manipula cuidadosamente los utensilios (mejor si son exclusivos para ti). No uses el mismo aceite o plancha para cocinar que para el resto de la familia o personas que vayan a comer. Limpia todas las superficies que emplees para preparar la comida: encimeras, tablas de cortar …
  • Cuidado con los alimentos elaborados con masas, bechamel, caldos y sopas y pan rallado, ya que puedes desconocer de qué están rellenos o qué ingredientes se han empleado para su preparación. Ante la duda, pregunta siempre antes de comer cualquier tipo de alimento como unas croquetas, ensaladilla rusa, arroces o empanadas.
  • Si vas a un restaurante, asegúrate de que el plato que vas a pedir no contiene ningún alimento ni traza del alimento al que eres alérgico. Comunícaselo al camarero o al maitre para que sepan que tienes una alergia alimentaria. Ante estos casos, el personal del bar o restaurante suele ser muy cuidadoso para evitar cualquier tipo de incidente.
  • Lleva un brazalete o algún tipo de distintivo que indique que tienes una alergia alimenticia y a qué, por si tienes algún tipo de reacción y no puedes hablar, las personas que están contigo o cerca de ti puedan ayudarte.
  • Ten cerca la medicación oportuna, especialmente en casos de alergias muy graves.

 

Si al comer cualquier tipo de alimento, sientes algún tipo de reacción o malestar, no ignores estos avisos que te manda tu cuerpo, y consulta a tu médico para determinar cuál es la causa de los síntomas. Si estos son graves como erupciones cutáneas o inflamación de las vías respiratorias, acude a tu centro de salud u hospital más próximo para que te administren el tratamiento adecuado y evitar un mal mayor.

Deja una respuesta