Seguro de vida vinculado a la hipoteca: ¿Es necesario?

Por 11 mayo, 2021 Dudas sobre seguros, Vida

hipoteca

Durante los últimos 15 años, más de 1500 familias han decidido adquirir una vivienda, utilizando para ello un préstamo hipotecario, una deuda que se saldará tras varias décadas de esfuerzo. Sin embargo, puede suceder que el hipotecado fallezca a edad temprana o que deje de tener la capacidad económica para poder hacer frente al pago de la hipoteca —por ejemplo, cuando el hipotecado queda incapacitado permanentemente para trabajar—. En estos casos, conviene tener muy en cuenta que un seguro de vida vinculado a nuestra hipoteca puede ser una gran opción que nos puede salvar de un apuro. Pero ¿es obligatorio tener un seguro de vida con la hipoteca?

¿En qué consiste el seguro de vida vinculado a hipoteca?

Un seguro de vida vinculado a la hipoteca es un tipo de seguro de vida que protege el préstamo hipotecario, garantizando el pago de las cuotas hipotecarias que resten en caso de que el hipotecado no pueda hacer frente a este pago bien porque fallezca, bien como consecuencia de una invalidez que le impida trabajar.

No obstante, este seguro no solo protege el pago de la hipoteca, sino que también protege a los familiares del hipotecado que ha fallecido. Así pues, al hacerse cargo el seguro del pago de la hipoteca, los herederos del fallecido no tendrán que endeudarse para pagar esta deuda que no es suya.

¿Cómo funcionan?

Este tipo de pólizas garantizan el pago de las cuotas hipotecarias, protegiendo no solo el derecho de crédito que tiene la entidad bancaria que ha concedido la hipoteca, sino también a los familiares del asegurado, quienes, de no existir el seguro, tendrían que hacer frente al pago del préstamo hipotecario. No obstante, ¿Qué cubre un seguro de vida vinculado a hipoteca?

  • Fallecimiento: en caso de que el asegurado fallezca, será la aseguradora quien se encargue de pagar las cuotas de la hipoteca que restan.
  • Incapacidad permanente absoluta: en caso de que el asegurado no pueda volver a trabajar y sus ingresos económicos peligren, la cobertura de esta póliza de seguro asume el pago de la hipoteca.
  • Desempleo: también puede ocurrir que el asegurado pierda su empleo, en cuyo caso será la compañía de seguros la que se hará cargo del pago de la hipoteca durante el tiempo en que el asegurado deje de percibir ingresos.
  • Gastos de sepelio: muchos de estos seguros también ofrecen algunas garantías complementarias, tal es el caso de esta, donde la aseguradora se hace cargo de los gastos del sepelio.

Ventajas de contar con un seguro de vida vinculado a hipoteca

Este tipo de póliza puede resultar muy útil para asegurar el pago de la hipoteca y evitar problemas futuros. Veamos qué ventajas tiene:

  • Flexibilidad: este tipo de pólizas suelen ser muy flexibles en tanto que permiten que las primas se paguen de acuerdo con las necesidades del asegurado, desde pagos mensuales, hasta pagos trimestrales o pagos únicos.
  • Garantías complementarias: un seguro de vida vinculado a la hipoteca tiene dos garantías básicas: el fallecimiento y la invalidez del asegurado. Sin embargo, podrás contratar algunas garantías adicionales como la de hospitalización, la de enfermedades graves o la de gastos del sepelio para que el seguro se adapte completamente a tus necesidades.
  • Seguridad para tus seres queridos: estos seguros garantizan el pago de cualquier deuda en caso de que fallezca, por lo que tus seres queridos quedarán protegidos frente a tus acreedores y no tendrán que endeudarse.

 

Sin duda, a la hora de contratar una hipoteca y de asumir una deuda tan cuantiosa y tan larga, lo mejor es contar con un seguro de vida vinculado a la hipoteca que nos garantice el pago de la misma si algo nos pasara. En GRUPO PACC somos especialistas en este tipo de seguros, por lo que te asesoraremos de la mejor manera, poniendo a tu disposición nuestros años de experiencia.

Ampliar información sobre el seguro de vida

Deja una respuesta