Tendencias en el sector asegurador para 2024

Por 3 enero, 2024 Otros

 

La industria de seguros se enfrenta a un panorama en 2024 impulsado, principalmente, por las demandas cambiantes de los consumidores y la adopción de tecnología de vanguardia para incrementar la eficiencia en sus operaciones.

Todos estos cambios traen nuevos desafíos, pero también grandes oportunidades para innovar y aportar mayor valor a los clientes. Por esto, hoy exploramos las tendencias clave que darán forma al sector asegurador en el próximo año y que, de una u otra forma, definirán el futuro de las compañías de seguros.

Las 5 principales tendencias del mercado asegurador para 2024

Se espera que en el año 2024 la industria aseguradora sufra una transformación fundamental. Por lo tanto, los líderes de las compañías de seguros deben planificar estratégicamente y aunar esfuerzos para modernizar las organizaciones, tomando en cuenta principalmente las siguientes tendencias:

1 Impacto transformador de la IA

Los diversos campos de la Inteligencia Artificial IA, como el Aprendizaje Automático, el Procesamiento del Lenguaje Natural y la IA Generativa, prometen evolucionar diversos aspectos esenciales en el sector de seguros, como la suscripción, el servicio al cliente, la detección del fraude y la evaluación de riesgos.

Por ejemplo, las aplicaciones impulsadas por la IA ayudarán a:

  • Automatizar los procesos para la tramitación de siniestros, como los procesos de reclamaciones y de notificación de pérdidas. Por ejemplo, la Inteligencia Artificial puede ayudar al reconocimiento de imágenes para analizar fotografías de los daños y agilizar la estimación del coste de reparación.
  • Incrementar la seguridad. La IA puede utilizarse para el rastreo de operaciones y análisis de datos, tanto para detectar intentos de fraude como para monitorizar ataques cibernéticos.
  • Mitigar riesgos. Las compañías aseguradoras pueden utilizar sistemas de Aprendizaje Automático para llevar a cabo una evaluación de riesgos más precisa y poder ajustar las primas y coberturas de las pólizas. De esta forma optimizan la gestión y aseguran la solvencia de la organización.

2 La personalización es clave

Cada vez más los consumidores están mejor informados y son más exigentes en lo que buscan, prefiriendo aquellos productos y servicios que se adaptan a sus necesidades y sus circunstancias personales. Y esto también ocurre en el sector asegurador.

Los clientes están demandando pólizas accesibles, personalizadas y más flexibles. Por esto, las compañías de seguros apuestan por estrategias diferenciadoras, movilizándose en 2024 hacia la hiperpersonalización de sus productos y servicios.

Para lograrlo, es necesario planificar una gestión centrada en el cliente y realizar cambios estratégicos en distintas áreas o aspectos, que van desde los productos y servicios hasta los canales de comunicación. Por ejemplo, será preciso:

  • Diseñar productos más dinámicos y modulares, que puedan mejorarse con coberturas o servicios complementarios. Por ejemplo, ofrecer productos exclusivos que los clientes pueden modificar, contratar o cancelar de manera fácil y rápida.
  • Adoptar una tecnología avanzada que permita:
    • Ofrecer al cliente una comunicación rápida y efectiva, para aportar soluciones y un asesoramiento adecuado y oportuno.
    • Incrementar la accesibilidad a los datos de los clientes.
    • Optimizar la colaboración entre departamentos y empleados.

3 Un negocio cada vez más digital

Es cierto que la transformación digital ha marcado el camino de las compañías aseguradoras durante estos últimos años. Principalmente, porque es la clave para mejorar la capacidad competitiva y asegurar la cuota de mercado.

Aun así, los consumidores siguen deseando mayores experiencias digitales, con plataformas, interfaces y servicios fluidos y rápidos, muy similares a los que ofrecen los comercios electrónicos.

Por esto, en 2024 se tiende a un sector asegurador cada vez más digital, en el que se lleve el modelo de negocio al siguiente nivel. Lo que implica la adopción de tecnologías emergentes y de un cambio cultural en la empresa. Por ejemplo, se incrementará:

  • El uso de asistentes virtuales y plataformas digitales que faciliten la atención al cliente.
  • El uso de la tecnología IoT (internet de las cosas). Por ejemplo, el empleo de dispositivos y sensores conectados para monitorizar los riesgos y conocer datos en tiempo real que ayuden a prevenir las pérdidas, ajustar primas o agilizar el pago de siniestros.
  • La aplicación de la tecnología blockchain, que permite ofrecer al cliente:
    • Mayor seguridad en la gestión de sus datos.
    • Un proceso de reclamaciones automatizado y simplificado, mediante los contratos inteligentes, que ejecutan de manera automática los procesos de pagos.

4 Gestión centrada en datos

En 2024 se notará de manera significativa la integración del análisis de datos avanzado en la gestión de las empresas de seguros. Esto implica el uso de tecnología digital para la recopilación y análisis de conjuntos de datos complejos, cada vez con mayor volumen, como los datos demográficos, patrones climáticos y datos captados por dispositivos IoT.

De esta forma es posible que las aseguradoras puedan:

  • Evaluar riesgos mediante un enfoque multidimensional.
  • Hacer seguimiento a los principales KPIs, como: el índice de siniestralidad, la tasa de renovación de póliza, el coste de adquisición de clientes y el tiempo de procesamiento de las reclamaciones.
  • Tomar decisiones precisas y oportunas.
  • Personalizar las pólizas.
  • Optimizar la experiencia del cliente.

5 Incorporación de los criterios ESG

Los criterios ESG (Environmental, Social and Governance) son indicadores que permiten medir el impacto de las operaciones de las empresas en el ambiente, en su entorno y en su propia gestión.

Estos criterios medioambientales, sociales y de gobernanza serán tomados más en cuenta por las aseguradoras para diseñar sus productos, evaluar los riesgos y gestionar sus activos. Por ejemplo,

  • El criterio medioambiental ayudará a las empresas a plantearse cómo ser más sostenibles, principalmente en el manejo de los residuos, el consumo energético y la producción de gases de efecto invernadero.
  • El criterio social ayudará a las empresas a optimizar las relaciones con los empleados, proveedores y consumidores.
  • El criterio de gobernanza está asociado a la gestión corporativa, ayudando a incrementar la transparencia entre accionistas y a mantener buenas prácticas de mercado.

 

Como se observa, el año 2024 resultará un año de evolución total y de nuevas perspectivas para el sector asegurador.

 

 

En GRUPOPACC impulsamos la optimización de la gestión de las aseguradoras para ofrecer a nuestros clientes un producto a medida. Contáctanos, si deseas acceder a la contratación de pólizas exclusivas con las mejores compañías.

 

Comparte éste artículo |
Whatsapp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Follow by Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *