Cómo mantenerse saludable en invierno

Por 5 febrero, 2024 febrero 7th, 2024 Salud

La llegada del invierno cubre al paisaje de un encanto único. Además, ofrece la oportunidad de experimentar actividades nuevas y de descansar del calor. Incluso, puede ayudar a quemar calorías. Sin embargo, el invierno también implica resfriados a la vuelta de la esquina y la presencia de factores que pueden impactar negativamente en tu organismo. 

Para que puedas disfrutar de los días más fríos del año, hoy te entregamos los mejores consejos que te ayudarán a mantenerte seguro y saludable durante la época invernal.

7 Formas de cuidar tu salud en invierno

Estimular el sistema inmunológico, realizar deportes, tener una higiene adecuada y nutrir y proteger el cuerpo resultan prácticas indispensables para conservar una buena salud en el invierno. A continuación, te decimos cómo hacerlo:

1. Prepara comidas saludables 

Durante el invierno es importante consumir alimentos de alto valor nutricional, que te aporten la energía necesaria y que ayuden a que el sistema inmunológico funcione mejor. 

Incluye en tu dieta alimentos con gran concentración de antioxidantes, proteínas, fibras y vitamina B, C, D y E. Además, consume una dieta baja en azúcar y grasas. Por ejemplo:

  • La ingesta de carnes magras, pescados, aves, legumbres, cereales integrales, nueces, semillas, frutas y verduras frescas es esencial para estimular el sistema inmunológico.
  • Las proteínas, como carne, nueces y semillas, te ayudan a incrementar tu nivel de energía durante el día y a mantenerte caliente.
  • El pescado es fuente de Omega 3, por lo que aporta suavidad a tu piel y ayuda a disminuir la rigidez y dolores articulares que pueden surgir en invierno.
  • No te extralimites con los carbohidratos.
  • Las siguientes frutas son beneficiosas:
    • Naranja. Es rica en vitamina C y tiene importantes cantidades de antioxidantes.
    • Fresa. Contiene un alto nivel de antioxidantes, vitaminas, ácido fólico y magnesio.
    • Kiwi. Posee vitamina B, C y K y es baja en azúcar.
    • Granada, mandarinas, clementinas, pomelos, etc.

 

Si en invierno te apetece comer galletas y chocolate, opta por opciones saludables, con poca grasa y azúcares.

2. Bebe abundante agua

Recuerda mantenerte hidratado. Cuando el clima es más fresco y mientras más descienden las temperaturas es usual tener menos sed y descuidar la hidratación. 

Pero en invierno el cuerpo puede perder mayor cantidad de agua, tanto por los ambientes interiores que se vuelven más secos con la calefacción como por el hecho de que los riñones excretan más orina. 

Por lo tanto, en esta temporada de frío también es necesario consumir alrededor de 2 l de agua al día. Es indispensable para la eliminación de toxinas, el transporte de nutrientes a nivel celular y la salud de la piel.

Puedes utilizar los siguientes trucos para cumplir con la ingesta de agua que requiere tu cuerpo:

  • Incluye los líquidos que contienen los alimentos y otras bebidas. Consume tés, zumos, sopas o caldos.
  • Lleva siempre contigo una botella de agua.

3. Protege tu piel

Las bajas temperaturas y poca humedad provocan daños en la piel, como sequedad, escozor y descamaciones. Por esto es usual que los labios se agrieten.

Para combatir este efecto del frío, además de beber abundante agua, es necesario utilizar cremas hidratantes regularmente para mantener una buena textura en la piel. Además:

  • Utiliza bálsamo labial.
  • Coloca un humidificador en tu habitación, para aportar mayor humedad al ambiente.
  • Utiliza loción hidratante para las manos.
  • Aplica una loción humectante en el cuerpo, después del baño o la ducha.
  • Continúa aplicándote protector solar.

4. Evita la propagación de gérmenes

Durante la época invernal es importante mantener una buena higiene para evitar enfermarte y transmitir gérmenes a las demás personas. Entre las principales medidas a tomar están las siguientes:

  • Lávate las manos de manera regular, con agua tibia y jabón. Especialmente después de tener contacto con objetos en la calle o antes de tocar los alimentos.
  • Cúbrete la boca y la nariz al estornudar, utilizando pañuelos desechables.
  • Mantén limpia las superficies del trabajo y de la casa, como los teclados, las manijas de las puertas y los teléfonos.

5. Practica ejercicio

La actividad física estimula el sistema inmunológico y te ayuda a mantenerte caliente. ¿Qué actividad realizar? Puedes:

  • Crear una rutina para practicar regularmente natación o running.
  • Ir al gimnasio.
  • Quedarte en casa y seguir programas de ejercicios o entrenamiento en línea.

Lo importante es que te mantengas activo. Por lo que puedes incluir actividades como subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor o, simplemente, salir a caminar diariamente a un parque local

Si prefieres realizar ejercicios al aire libre, debes vestirte apropiadamente, utilizando las cantidades de capas adecuadas. Recuerda que demasiadas capas pueden producir sobrecalentamiento durante un entrenamiento físico.

6. Obtén la vitamina D

El invierno puede provocar deficiencia de vitamina D en el organismo, sea porque la luz solar es menor o porque es usual pasar mayor tiempo en espacios interiores. 

Para obtener las cantidades adecuadas de esta vitamina debes consumir: pescados, huevos, yogures, cereales fortificados y productos lácteos bajos en grasa. Si no es suficiente, debes considerar consumir suplementos de vitamina D.

7. Cuida tu salud mental

Los meses de invierno pueden afectar el bienestar mental. Es posible que sea más difícil enfrentar las rutinas diarias, sentir menos energía y estar más irritable. Incluso, el trastorno afectivo estacional puede afectar especialmente durante la época de frío.

Para superar la tristeza o depresión invernal y gestionar eficazmente las emociones negativas puedes aplicar los siguientes consejos:

  • Mantén hábitos saludables de sueño. Así mejora tu resiliencia mental.
  • Conéctate socialmente, aunque sea poco a poco. Da un paseo corto, saluda a las personas o ingresa como voluntario en alguna organización benéfica.
  • Aprovecha al máximo la luz natural. Siéntate cerca de las ventanas, pasa tiempo en el jardín o sal a caminar.
  • Apóyate en amigos o familiares, en caso de presentar problemas de salud mental. Habla con ellos y busca ayuda profesional. 

 

Para conservar la salud siempre la prevención será la mejor medicina. Sin embargo, en invierno, los imprevistos también pueden presentarse. 

En GRUPO PACC te ayudamos a acceder a pólizas de seguros de salud con amplia red de especialistas y múltiples beneficios. Contáctanos. Ofrecemos un servicio personalizado.

Comparte éste artículo |
Whatsapp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Follow by Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *