Golpe de calor: causas, síntomas, prevención y cómo actuar

Por 20 julio, 2022 Salud
seguro de salud

 

Las altas temperaturas que tenemos en verano en España, especialmente cuando se producen olas de calor, pueden ser causa de diferentes problemas de salud. Entre ellos, el más extremo es el golpe de calor, que puede causar incluso la muerte si no se recibe atención médica urgente. Por eso es muy importante conocer qué es un golpe de calor, cuáles son sus causas y cómo prevenirlo, identificar sus síntomas y saber cómo actuar ante un golpe de calor

¿Qué es un golpe de calor y cuáles son sus síntomas?

Los días de calor intenso obligan al cuerpo a realizar un importante esfuerzo para mantener la temperatura corporal. Ese esfuerzo es aún mayor en la primera ola de calor del verano, cuando el cuerpo aún no se ha adaptado a las altas temperaturas, cuando se encadenan varios días y noches de calor, cuando se somete al cuerpo a temperaturas altas por un tiempo prolongado o se realiza una actividad física intensa en entornos muy calurosos.

El golpe de calor es un trastorno que se produce cuando el cuerpo es incapaz de mantener la temperatura corporal, que va aumentando hasta superar los 40º C. Generalmente se produce como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas o por realizar un esfuerzo físico con altas temperaturas. Los síntomas principales son calor, fiebre alta, sequedad y piel roja, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, confusión, desorientación, agitación y pérdida de conciencia.

¿Cómo actuar ante un golpe de calor?

En caso de golpe de calor, es fundamental llamar de forma inmediata a los servicios sanitarios de urgencias. Mientras llega la ayuda, es recomendable trasladar a la persona afectada a un lugar fresco, preferiblemente a una habitación oscura, y colocarla en posición semisentada para favorecer la respiración. Para intentar bajar la temperatura se recomienda retirar algo de ropa, en caso de que sea necesario, y colocar paños de agua fría en la frente, la nuca y el cuello. 

¿Cómo prevenir un golpe de calor?

Un golpe de calor es algo muy peligroso, pero que afortunadamente se puede prevenir siguiendo una serie de recomendaciones:

  • Evitar la exposición al sol en las horas centrales del día y, en general, exposiciones prolongadas al sol. Los niños de hasta 3 años no deben exponerse al sol.
  • Evitar la actividad física en el exterior en las horas más calurosas del día.
  • En caso de tener que estar en el exterior, intentar permanecer a la sombra, usar ropa ligera, que transpire y de color claro y protegerse del sol con sombrero.
  • Consumir abundantemente líquidos, incluso antes de tener sed. Beber agua, zumos o bebidas isotónicas ayudará a mantener el cuerpo hidratado. Eso sí, es recomendable evitar el consumo de bebidas alcohólicas, con cafeína o las muy azucaradas.
  • Hacer comidas ligeras, como ensaladas, verduras y frutas. Evitar la ingesta de alimentos muy calóricos o comidas muy copiosas. Las digestiones pesadas hacen que aumente la temperatura corporal.
  • Prestar especial atención a las personas mayores de nuestro entorno que vivan solas, a los niños de 0 a 4 años, que son especialmente vulnerables al calor, y en general a toda persona que sea incapaz de tomar medidas de protección sin ayuda.

 

Durante los meses de verano, en los que en nuestro país se suelen dar periodos con temperaturas extremas, es muy importante tener en cuenta estas recomendaciones, que pueden ayudar a sobrellevar mejor el calor y evitar no solo un golpe de calor, sino otros problemas de salud relacionados con las altas temperaturas, como los calambres, las erupciones cutáneas, las quemaduras solares o el agotamiento por calor.

Deja una respuesta