Infecciones de oído en niños

Por 10 agosto, 2022 agosto 23rd, 2022 Salud

seguro de salud

Las infecciones de oído en niños son más comunes de lo que se cree. Debido a la anatomía interna del sistema auditivo de los pequeños, ellos suelen ser propensos a presentar más infecciones que los adultos, sobre todo cuando se enfrentan a enfermedades respiratorias o simples resfriados.

También hay que considerar que el sistema inmunológico de los niños no se encuentra tan desarrollado como el de los jóvenes o personas adultas. Además de esto, todo se dificulta cuando la infección de oído se presenta en los pequeños que aún no pueden verbalizar lo que sienten.

Por esto, en este nuevo post te explicamos qué es la infección de oído en los niños, detallamos las posibles causas, te ayudamos a detectar sus síntomas y qué hacer si sospechas que tu hijo presenta este problema. 

¿Qué son las infecciones de oído en los niños?

Las infecciones de oído, en niños o adultos, son inflamaciones del oído medio (situado entre el tímpano y el oído interno) que se producen por bacterias o virus. Estas infecciones ocasionan la acumulación de líquido detrás del tímpano, generando dolor y muchas veces fiebre.

Para entender mejor este concepto y dónde se produce la infección de oído, debemos recordar que el sistema auditivo consta principalmente de tres partes:

  • El oído externo, que comprende lo que se conoce como oreja y el conducto auditivo hasta llegar al tímpano.
  • El oído medio, situado después del tímpano, que es el que transmite las vibraciones al oído interno.
  • El oído interno. Es en el que se sitúa el laberinto, que ayuda a mantener el equilibrio y, mediante el nervio auditivo, envía al cerebro las vibraciones de sonido convertidas en señales eléctricas.

Es en el oído medio donde se genera la infección de oído en niños, jóvenes y adultos. Aunque, normalmente, también se ven afectadas partes cercanas al sistema auditivo, por ejemplo, la trompa de Eustaquio, importante canal entre la garganta y el oído medio.

Tipos de infecciones de oído

Científicamente, la infección de oído en niños o adultos se denomina otitis media OM y puede presentarse de tres formas:

  • Otitis media aguda. Es el tipo de infección de oído más común en niños. En la que existe mucha inflamación y el líquido queda acumulado detrás del tímpano, produciendo dolor.
  • Otitis media con efusión. Puede presentarse después de que se supere la infección de oído. Y se produce porque queda líquido atrapado en el oído medio. Normalmente, no genera síntomas, aunque un médico especialista puede observar el líquido con sus instrumentos.
  • Otitis media crónica con efusión. Ocurre cuando el líquido en el oído medio se ha mantenido durante mucho tiempo, o en el caso de que reaparezca continuamente sin existir infección. Si no es tratada a tiempo, puede afectar la audición en el niño.

¿Cómo saber si tu niño tiene infección del oído? Principales síntomas

Cuando se presenta infección de oído en tu niño, puedes detectarlo poniendo atención ante los siguientes síntomas, sobre todo si aún no sabe hablar:

  • Tiene molestia o dificultad al ingerir alimentos o para dormir.
  • Llora más de lo acostumbrado y se encuentra un poco molesto o irritable.
  • Drena líquido por el oído.
  • Presenta problemas de equilibrio.
  • Tiene fiebre.
  • Se toca, frota o tira de la oreja.
  • Presenta dificultad para escuchar.

Por supuesto, si el pequeño puede hablar, los síntomas que puede comunicarte son:

  • Dolor o molestia en la zona del oído.
  • Presión o inflamación en el oído.
  • Mareo o náuseas.

Causas de las infecciones de oído en los niños

Normalmente, las infecciones de oído en los niños son causadas por bacterias o virus, después de que el pequeño haya pasado por un resfriado o una infección de las vías respiratorias altas (nariz, garganta, senos paranasales…).

Por ejemplo, si el niño tiene una infección en la garganta causada por una bacteria, dicha bacteria puede pasar al oído medio. Y en el caso de que el niño tenga gripe o esté resfriado, el virus puede sentirse atraído a las áreas propicias para el desarrollo de microbios, como el oído medio.

Además, a esto se une que, en los niños, el canal entre la garganta y el oído medio (trompas de Eustaquio) es más corto y recto. Por lo tanto, en caso de inflamarse u obstruirse por gran cantidad de mucosa (que puede ocurrir normalmente en un resfriado), el líquido que debe drenar por dicho canal se acumulará en el oído.

La infección de oído en niños también puede deberse a las adenoides (tejidos linfáticos de la garganta, que trabajan para el sistema inmunológico) que atrapan y eliminan las bacterias que transitan en la boca o nariz de los infantes. Si las adenoides sufren una infección, las bacterias también pueden trasladarse hasta el oído medio.

También son muy frecuentes las infecciones de oído en niños durante el verano, tras largos baños en las piscinas.

Qué hacer si tu pequeño presenta infección de oído

En caso de que notes algún signo o síntoma de infección de oído en tu niño, es necesario que acudas al médico. Solo un especialista podrá realizar el diagnóstico de confirmación, a través de la exploración del oído.

Generalmente, para la exploración el médico emplea el otoscopio, un instrumento con una luz especial en la punta, que le facilita observar el tímpano. En caso de que esta membrana se encuentre inflamada y roja, entonces existe infección.

Muchas veces el profesional de la medicina receta antibióticos por un período corto, en conjunto con cierto analgésico para mitigar el dolor. 

Hay que tener presente que el tratamiento a seguir siempre debe ser recetado por el médico del niño.

Por supuesto, ante todos los trámites y consultas médicas, la mejor precaución es contar con un seguro de salud que te ayude a responder ante cualquier situación imprevista.

En GRUPO PACC te ayudaremos a encontrar la protección que necesitas, para ti y para tu familia.

Deja una respuesta