¿Qué cubre la cobertura a todo riesgo en el seguro de coche?

Por 23 noviembre, 2023 Vehículos

Un seguro a todo riesgo para un coche tiene grandes ventajas, sobre todo cuando debes asegurar un vehículo nuevo o con pocos años.

Este tipo de seguro cubre múltiples daños y pérdidas, tengas o no la culpa del siniestro. También puede incluir una serie de servicios que te brindan mayor comodidad y tranquilidad en casos de accidentes con el coche, problemas con el carnet de conducir, multas, etc.

Hoy haremos un repaso del amplio abanico de coberturas que ofrece un seguro a todo riesgo para coche. Así, te ayudamos a decidir si esta póliza es la más adecuada para tus intereses.

La principales coberturas de una póliza a todo riesgo para coches

Un seguro a todo riesgo cubre casi todo tipo de daños que pueda sufrir el coche, el conductor y terceros, por accidentes u otros siniestros relacionados con el vehículo. A continuación, detallamos una a una las principales coberturas.

1 Daños propios al vehículo

La cobertura de daños propios es la principal ventaja de la póliza a todo riesgo. Protege al coche de daños que puedan ocasionar cualquier tipo de eventos, circunstancias y accidentes en los que se vea envuelto y salga afectado, seas el responsable o no, haya estado el coche en movimiento o estacionado a la hora del suceso.

Cuando el coste de la reparación del coche resulta mayor que el valor venal (valor que poseía el coche justo en el momento anterior al siniestro) o el valor de venta a la hora del accidente, el perito de la aseguradora declara siniestro total. En este caso:

  • Si el coche es nuevo y no excede de 1 o 2 años de antigüedad, la aseguradora puede llegar a indemnizar hasta el 100% del valor de su compra.
  • Si el coche tiene más de 1 o 2 años de antigüedad, la compañía aseguradora toma en cuenta el valor venal del vehículo para realizar el cálculo de la indemnización. El porcentaje puede variar.

2 Acontecimientos Extraordinarios

Algunas aseguradoras incluyen en las pólizas la cobertura por daños causados por acontecimientos extraordinarios. Sin embargo, la indemnización no la realizaría la compañía aseguradora sino el Consorcio de Compensación de Seguros, puesto que parte del pago que efectúas por la póliza se destinaría a esta institución pública.

Dentro de esta cobertura se incluyen los daños al coche causados por:

  • Algunos fenómenos naturales, como terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones, tempestades ciclónicas atípicas, embates de mar, maremoto, caídas de aerolitos (cuerpos procedentes del espacio sideral). Generalmente, se exceptúan los daños por nevadas.
  • Acciones terroristas o hechos violentos causados por motines, rebeliones o tumultos populares.
  • Actuaciones de los cuerpos de seguridad o fuerzas armadas en tiempos de paz.

3 Responsabilidad civil obligatoria y ampliada

La responsabilidad civil obligatoria es una cobertura indispensable para poder circular. Básicamente, cubre los daños ocurridos a terceros hasta un límite máximo establecido por las leyes.

Pero un seguro a todo riesgo para el vehículo también te puede ofrecer la cobertura de responsabilidad civil ampliada, es decir, que el límite financiero que asume la aseguradora es más elevado, superior a los límites impuestos por las leyes.

  • Cubre lesiones ocasionadas a terceros (incluyendo casos de fallecimiento) y los daños generados a sus bienes en siniestros en los que esté involucrado el vehículo asegurado.

4 Seguro del conductor

Una póliza a todo riesgo para coches también cubre los gastos generados por daños, lesiones o muerte del conductor, producto de un accidente de tráfico. Esto incluye los gastos de atención sanitaria.

Algunos seguros a todo riesgo también cubren los gastos médicos y de hospitalización de los demás ocupantes del coche a la hora del accidente.

5 Defensa jurídica y reclamación de daños

Los gastos derivados de los juicios ocasionados por siniestros, tanto para defenderse como para ejercer el derecho de reclamación de daños, son cubiertos por la póliza a todo riesgo para coche. Este tipo de cobertura también puede ofrecer al conductor asesoría para recurrir multas.

6 Robo

El seguro a todo riesgo, normalmente, cubre la sustracción de cualquiera de las piezas del vehículo. Además, cubre los daños que se ocasionen en el automóvil por el robo de objetos que se encuentren en su interior, o por el intento de robo. Por ejemplo, cerraduras forzadas o cristales rotos.

También cubre el robo del coche. En este caso, el seguro puede otorgar una indemnización hasta por el 120% del valor venal. Si el vehículo posee uno o dos años de antigüedad, el seguro puede cubrir el 100% del valor de compra del coche.

7 Incendio

Los daños que sufra un automóvil, causados por un incendio, por la combustión del mismo o explosión son cubiertos por la póliza a todo riesgo. También puede declararse el siniestro total del coche, en cuyo caso la indemnización se realiza de igual forma que en el supuesto de robo.

8 Asistencia en carretera

Con una póliza de seguro a todo riesgo puedes contar con asistencia permanente cuando viajes con tu coche. En caso de que el vehículo sufra algún desperfecto o te quedes sin gasolina, según las circunstancias, el seguro puede cubrir:

  • El servicio de grúa.
  • El arreglo del coche “in situ”, dependiendo de la avería.
  • Un servicio de transporte para recogerte y trasladarte a tu destino.
  • El hospedaje.
  • La asistencia sanitaria, etc.

9 Rotura de lunas

El seguro a todo riesgo cubre los gastos para reparar, reponer y colocar las lunas del coche: parabrisas, luna trasera, cristales laterales, techo solar, etc.

10 Vehículo de reemplazo o sustitución

Cuando el coche se encuentra en el taller y resulta indispensable para movilizarte a realizar tus actividades diarias, el seguro a todo riesgo te da la garantía de continuar desplazándote a tu ritmo, mediante un coche de reemplazo.

Muchas veces, las compañías aseguradoras también se encargan de entregarte el coche de sustitución en tu domicilio y llevar tu vehículo al taller.

11 Cursos de recuperación establecidos por la DGT

En caso de que te veas privado del carnet de conducir, el seguro a todo riesgo se hace cargo de los gastos de los cursos que debes realizar para recuperar los puntos perdidos. Otras veces cubren los gastos de transporte durante el tiempo en el que estarás suspendido del carnet.

 

Si necesitas mejorar el seguro de tu coche, contáctanos. En GRUPO PACC te asesoramos sobre la póliza que más se adecue a tu tipo de vehículo y a la antigüedad del mismo.

SOLICITAR PRECIO SEGURO DE COCHE

Comparte éste artículo |
Whatsapp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Follow by Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *