Todo lo que debes saber sobre los seguros agrarios

Por 5 enero, 2022 enero 7th, 2022 Seguros Agrarios

 

seguro agrario

El sector agrícola es un sector muy vulnerable a las inclemencias meteorológicas y cualquier otro imprevisto que pueda tener lugar en la naturaleza (incendios, fauna silvestre…). 

Cada vez son más frecuentes las lluvias torrenciales, granizadas o épocas de sequía. Que pueden echar a perder toda una cosecha o provocar la muerte de parte o todo el ganado. Por ello, es muy importante contar con un seguro agrario que dé cobertura a los daños que pueda originar cualquier tipo de adversidad climática o natural. 

La utilización del seguro agrario se remonta al año 1919, cuando se creó la Mutualidad Nacional del Seguro Agropecuario, pero fue muy desigual y escaso. En 1978 se aprobó y entró en vigor la Ley 87/1978. Pero antes de su aprobación y entrada en vigor se alternaron fórmulas de aseguramiento, unas privadas y otras de carácter público. Que tenían por objeto la cobertura de los riesgos de pedrisco e incendio en la agricultura, y de los accidentes de los animales en la ganadería. 

El seguro agrario, con la Ley 87/1978 de Seguros Agrarios Combinados recoge, por primera vez, que todos los riesgos son asegurables si son viables técnica y actuarialmente. 

Aspectos básicos del seguro agrario

seguro agrarioLos aspectos básicos del seguro agrario son:

  • La Ley 87/1978, de 28 de diciembre, de Seguros Agrarios Combinados y su reglamento de aplicación, aprobado mediante el Real Decreto 2329/1979, así como el resto de normativa que la desarrolla, determinan la estructura del Sistema Español de Seguros Agrarios, basada en un sistema mixto público – privado, cuyos principales actores son los siguientes: Adhesión voluntaria al sistema, tanto por parte de los productores como de las aseguradoras.

seguro agrario

  • Adhesión voluntaria al sistema, tanto por parte de los productores como de las aseguradoras.
  • Ayudas públicas de las Administraciones a la contratación del seguro.

Dado que los seguros agrarios tienen un precio muy elevado, desde las Administraciones. Tanto a nivel estatal como autonómico, se fomenta la contratación del seguro agrario. Por medio de una subvención que cubre parte del importe de la póliza del productor. Poniendo de manifiesto así la apuesta de los gobiernos por este tipo de herramienta de gestión del riesgo. 

Tipos de seguros agrarios

seguro agrarioEn el ámbito de los seguros agrarios se puede distinguir entre tres modalidades de seguros agrarios:

    1. Seguros de explotaciones

    Los asegurados pueden elegir entre distintas opciones de aseguramiento, a través de módulos, que con carácter general ofrecen los mismos riesgos y difieren en el grado de cobertura.

    Módulo 1: su nivel de cobertura está pensado para atender daños muy importantes que originan pérdidas superiores al 30% de la producción asegurada en el conjunto de la explotación. En algunas líneas de seguro se pueden ofrecer otros garantizados.

    Módulo 2: algunos de los riesgos principales para cada producción y los daños excepcionales se indemnizan por las pérdidas que ocasionan en cada una de las parcelas y el resto de riesgos por los daños ocasionados en el conjunto de la explotación.

    Módulo 3: todos los riesgos se indemnizan, con carácter general, por las pérdidas que ocasionan en cada una de las parcelas.

    El asegurado, en el momento de la contratación, deberá elegir, con carácter general, un único módulo para todas las producciones de igual clase que posea en su explotación.

    1. Seguro base con garantías adicionales.

    Este modelo de aseguramiento se basa en un núcleo central de cobertura frente a daños catastróficos sobre el que los asegurados puedan ir incorporando garantías adicionales en función de sus necesidades.

    1. Combinado (Módulo P).

    Tanto los seguros de explotaciones como el seguro base con garantías adicionales conviven y se ofrecen en paralelo al conocido como módulo P que ofrece cobertura por parcela para daños nominados. Este modelo excluye el paquete de “resto de adversidades climáticas” de los riesgos cubiertos.

Tipos de seguros agrarios tradicionales

Seguros de explotación para producciones ganaderas: en función del tipo de explotación, ganado o sistema de manejo, entre otros, ofrecen al ganadero la posibilidad de tener cubiertos los accidentes, las enfermedades y las epidemias o pandemias en animales. 

  1. Seguros acuícolas: permiten al acuicultor proteger su producción de especies acuáticas, por ejemplo, producción de mejillones o de doradas, frente a los posibles riesgos y daños por los que se pueda ver afectada dicha producción. 
  2. Seguros indexados: están basados en la medición por satélite utilizando el índice de vegetación (NVDI), midiendo de una manera indirecta la cantidad y el vigor presente en la superficie. En este tipo de seguros, se pueden distinguir dos líneas: seguros de compensación por pérdida de pastos y seguro de apicultura. 
  • Seguro para la cobertura de retirada y destrucción de animales muertos en la explotación: estos seguros se encargan de la gestión de los animales cuando mueren en la explotación, en trashumancia, transporte y en la estancia de certámenes o mercados. Este aseguramiento cubre los gastos derivados de la recogida y traslado de los cadáveres de los animales, así como la destrucción de los mismos. 

A la hora de contratar un seguro agrario, aparte de tener en cuenta las modalidades de seguros que existen para asegurar  tu explotación agrícola, forestal, acuicultura, ganadera y/o forestal, haz de saber que cada cultivo, módulo a asegurar y región tiene unos plazos para la suscripción del seguro agrario. 

Si necesitas información sobre la contratación de un seguro agrario, contacta con GRUPO PACC, colaboramos en la difusión y comercialización de seguros agrarios. 

Deja una respuesta