El papel de los seguros en la era del cambio climático

Por 23 enero, 2024 enero 24th, 2024 Otros

El cambio climático implica riesgos físicos y económicos que representan una amenaza para las operaciones de las compañías aseguradoras. Sin embargo, estas empresas son gestores de riesgo altamente cualificados, por lo que también son actores fundamentales en las estrategias para la mitigación del cambio climático.

En este post exponemos el papel de las aseguradoras en la era del cambio climático. Contamos los desafíos y oportunidades que se le presentan, así como las diversas acciones que pueden llevar a cabo para afrontar las amenazas naturales.

Panorama en la era del cambio climático: retos y oportunidades para las aseguradoras

Es enorme el reto al que se enfrenta la industria de seguros. El cambio climático afectará la vida y los bienes de las personas y empresas.

Los fenómenos meteorológicos, como temperaturas extremas, precipitaciones torrenciales, ausencias de precipitaciones, tormentas tropicales, etc., tienen implicaciones (inundaciones, sequías, incendios, enfermedades…) que pueden incidir sobre los activos y la salud de los asegurados.

Según los datos publicados por Forbes, más de 3.000 millones de personas en el mundo se encuentran expuestas a estas consecuencias negativas derivadas del cambio climático. Por lo tanto, las aseguradoras se enfrentan a desafíos que inciden sobre la rentabilidad, la solvencia y reputación de la organización.

Desafíos que enfrentan las aseguradoras debido a los cambios climáticos

  • Dificultad para fijar primas y estimar costes de siniestros. Debido a la incertidumbre de la frecuencia, localización e intensidad que pueden presentar los eventos climáticos.
  • Incremento de la siniestralidad y de las reclamaciones por parte de los asegurados. Lo que aumenta el riesgo de superar la capacidad de pago de las compañías.
  • La presión regulatoria y social. A las aseguradoras se les exige cada vez mayor transparencia, responsabilidad y actuación ante el cambio climático. 

¿Qué oportunidades ofrece el cambio climático a las aseguradoras?

Por otro lado, el cambio climático le ofrece la oportunidad a las empresas aseguradoras de aprovechar su experiencia y alta capacidad en la valoración de riesgos para diseñar soluciones que faciliten la mitigación o prevención del cambio climático.

Además, en la actualidad se abren caminos para:

Oportunidades para las aseguradoras en la era actual

  • Incrementar la precisión, eficiencia y rapidez en la evaluación y resolución de siniestros, mediante el uso de tecnología avanzada, como la Inteligencia Artificial, Big Data, satélites y drones.
  • Ampliar los mercados y acceder a nuevos segmentos. Especialmente en países en donde el cambio climático impactará a mayor grado.
  • Crear nuevos productos y servicios que se adapten a los nuevos panoramas de riesgos y a las necesidades de los asegurados dentro del ámbito del cambio climático.

El sector asegurador también tiene la oportunidad de influir en el comportamiento de los clientes, a través de la adaptación de sus productos y servicios para la promoción de prácticas sostenibles.

¿Cómo los seguros pueden ayudar a afrontar y mitigar el cambio climático?

Las aseguradoras pueden diseñar estrategias que ayuden a incrementar la resiliencia climática de la sociedad, de esta forma es posible ayudar a afrontar una parte de los nuevos riesgos físicos y reducir los impactos que pueden generar los eventos naturales peligrosos en las personas y las economías.

Evaluar los riesgos con mayor precisión

La principal medida que están tomando las empresas de seguros, que forma parte de las tendencias del sector en el 2024, es la de invertir en tecnología para el modelado avanzado de datos (ambientales, meteorológicos, de infraestructuras…), con el fin de predecir el impacto del cambio climático.

De esta manera, pueden obtener una mayor precisión del riesgo para:

  • Fijar primas más ajustadas al riesgo.
  • Establecer exenciones de responsabilidad.
  • Crear medidas e incentivos para que los clientes puedan adaptarse y afrontar mejor los fenómenos meteorológicos.

Crear productos innovadores

Las aseguradoras pueden incentivar prácticas sostenibles a través de la adaptación y diversificación de sus productos y servicios. No solo para impulsar prácticas amigables con el medio ambiente, también para ofrecer soluciones a los clientes que les permitan protegerse y recuperarse de los efectos de fenómenos meteorológicos adversos.

Por ejemplo:

  • Seguros paramétricos, que ofrecen una cobertura ante eventos catastróficos. Estos seguros no requieren la evaluación de las pérdidas individuales, solo pagan una determinada cantidad en función de la intensidad de los eventos. Son productos que pueden incentivar la mitigación de los riesgos, porque el pago se condiciona a las medidas de resiliencia que hayan implementado los asegurados.
  • Seguros de viajeros con compensación de huella de carbono. Permiten a los viajeros donar un porcentaje de la prima a proyectos de restauración y conservación de ecosistemas, con el fin de compensar la huella de carbono que generan sus constantes desplazamientos.

Cooperar y asesorar

Si las compañías de seguros cuentan con sistemas de información avanzados y herramientas tecnológicas de análisis, tienen la capacidad de proporcionar datos sobre la vulnerabilidad y el nivel de exposición ante amenazas climáticas.

Por lo tanto, el sector asegurador puede desempeñarse como colaborador y asesor de las autoridades y organizaciones internacionales en el diseño de estrategias que permitan adaptarse al nuevo clima y disminuir el riesgo a un nivel aceptable. Por ejemplo:

  • La industria de seguros impulsó la Iniciativa del Índice Resiliencia Global, Global Resident Index Initiative GRII, con el fin de proporcionar datos de riesgos climáticos abiertos para ayudar a la ONU, a los líderes académicos, a las instituciones financieras y a los gobiernos a que incrementen su resiliencia ante los cambios climáticos, puedan proteger a las comunidades y economías y financien pérdidas y daños.

Informar y capacitar a los clientes

Las aseguradoras pueden ayudar a los clientes a comprender los riesgos que representan los cambios climáticos. Además de proporcionarles información sobre cómo proteger sus familias y sus bienes. 

Por ejemplo, las compañías pueden asesorar y capacitar a las pequeñas y medianas empresas sobre las principales prácticas que le permitirán mitigar el cambio climático. Esto incluye informarles sobre los beneficios que pueden obtener, tanto en materia de eficiencia y ahorro como en términos de innovación y crecimiento.

 

En GRUPO PACC nos unimos a la mitigación del cambio climático. Contáctanos y podremos asesorarte sobre los productos más adecuados para asegurar tus bienes y seres queridos.

Comparte éste artículo |
Whatsapp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Follow by Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *